Betacaroteno y piel

El betacaroteno pertenece a la gran familia de los carotenos o carotenoides de los que se han identificado hasta 600 diferentes miembros. Los carotenoides son un grupo de moléculas lipófilas responsables del color a frutas, verduras y otras plantas con la finalidad de protegerlas de la radiación solar. Los principales componentes son el beta-caroteno, el licopeno,la luteína, y la zeaxantina. Mientras que el beta-caroteno se acumula en la piel proporcionando un color ”amarillo dorado”, el licopeno dá un color rojizo y la luteína y la zeaxantina se acumulan preferentemente en la mácula lútea, donde protegen la retina contra el daño oxidativo de la radiación ultravioleta.

La importancia del betacaroteno en nutrición es que es una fuente de Vitamina A, ya que parece que solo se transforma en Vitamina A, si es necesario para el organismo evitando toxicidades si la ingesta es mayor. Además, es un potente antioxidante como la Vitamina E y C.

El betacaroteno como tal no es un nutriente imprescindible, pero la vitamina A es esencial para la salud. La cantidad de betacaroteno recomen dada en la nutrición es de 1.5 a 1.8 mg/día en adultos. Los requerimientos de Vit A varía en función de la edad y el sexo. Las verduras de color verde oscuro y anaranjadas-amarillas son buenas fuentes de betacaroteno, especialmelas zanahorias, batatas, calabaza, espinaca, lechuga, brócoli, albaricoque y pimientos verdes.

Aunque no hay usos terapéuticos de betacaroteno bien documentados más allá de suministrar la dosis nutricional de vitamina A.

  • Estudios observacionales han encontrado que un alto consumo de alimentos ricos en carotenos se asocia a una menor incidencia de cáncer pulmonar, otras formas de cáncer y enfermedad cardíaca.
  • El consumo de carotenos se asocia con una incidencia menor y/o lenta progresión de las cataratas, degeneración macular y osteoartritis, pero no ocurre lo mismo para los suplementos.
  • Los complementos de betacaroteno pueden actuar como fotoprotección oral.

De forma general, los carotenoides por su efecto antioxidante protegen de la oxidación que la radiación ultravioleta A induce en los tejidos. El fitoeno y fitoflueno son moléculas precursoras de carotenoides mayores insaturados y se producen en diversas frutas y hortalizas, tienen un espectro de absorción en el rango UVB y UVA respectivamente, lo que podría contribuir a los efectos fotoprotectores.

Los carotenoides depositados en la piel tienen una función fotoprotectora importante. Se ha evaluado la capacidad fotoprotectora, y preventiva del envejecimiento prematuro de la piel. La ingesta de una pasta de tomate de 40 mg/día (16 mg de licopeno), mostró una reducción significativa del eritema inducido por la radiación ultravioleta. Recientemente, un estudio ha comparado los efectos cosméticos de tres grupos de tratamientos con los carotenoides luteína y zeaxantina: A un grupo se le administro por via oral y tópica, a otro sólo aplicación tópica, y al tercero solo administración oral. Todos los grupos mostraron una mejoría significativa de la elasticidad de la piel y el tratamiento combinado mostró una hidratación cutánea más pronunciada, y un grado mayor de protección antioxidante.

Debido al turnover fisiológico de la piel es necesaria la ingesta desde semanas antes de iniciar la exposición solar para que aparezcan los efectos fotoprotectores.

Efectos secundarios

En general, el betacaroteno a las dosis recomendadas es seguro, pero si se exagera la ingesta puede ocurrir un tinte anaranjado amarillo de la piel y efectos gastrointestinales con la sobredosis.