¿Cómo combatir el pie de atleta”?

El “pie de atleta” o Tinea pedis es una infección por hongos bastante común, especialmente entre las personas que andan descalzos en sitios húmedos (piscinas, vestuarios, etc) y se manifiesta en los pies, especialmente entre los dedos, desde donde puede extenderse por la planta con áreas escamosas y/o con fisuras. Normalmente produce pocos síntomas, a veces picor ligero y otras molestias difusas más intensas cuando el pie se recalienta.

Para su prevención recomendamos:

1.- Usar chanclas u otro calzado adecuado para la ducha y caminar por las zonas comunes de piscinas, gimnasios, etc.

2.-Secar bien los pies y llevar calzado adecuado, poco oclusivo, bien aireado y de materiales que no favorezcan la sudoración.

3.- Lavar los pies a diario con jabón y después secar cuidadosamente.

4.- Emplear calcetines que no lleven fibra. Mejor tejidos naturales que absorban bien la humedad producida por el sudor.

5.-Si convive con alguien que tiene pie de atleta, no se ponga sus zapatos ni comparta calcetines ni toallas, ropas, etc.

6.- Además de seguir el tratamiento adecuado, después de su higiene habitual póngase los calcetines antes que el pantalón ya que con este puede arrastrar los hongos a las ingles donde encontraran condiciones de humedad y temperatura idóneas para desarrollarse y producir la infección en estas zonas (Tinea cruris)

7.- Obsérvese entre los dedos de los pies por si tiene alguna pequeña fisura y la piel macerada. Si fuese así debe consultar e iniciar el tratamiento adecuado.