¿Conoces las Enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

También llamadas ETS (Infecciones de transmisión sexual) o Enfermedades venéras, son un grupo de enfermedades que tienen en común su mecanismo de transmisión por contacto sexual, aunque son posibles otras formas de contagio.

En la actualidad disponemos de tratamientos eficaces, especialmente si se tratan precozmente, y es posible su prevención.

¿Cómo se clasifican las enfermedades de transmisión sexual?


Las clasificamos en cinco grupos:

1.- ETS que cursan con ulceras en región genital, anal o perianal.

  • Herpes simple.
  • Sífilis.
  • Chancro blando.
  • Linfogranuloma venéreo (Enf. Nicolas-Favre).
  • Granuloma inguinal (Donovanosis).

2.- ETS con uretritis

  • Uretritis no gonocócicas. (Clamidias).
  • Gonococia

3.- ETS caracterizadas por descarga vaginal.

  • Vaginosis bacteriana.
  • Tricomoniasis
  • Candidiasis vulvovaginal.

4.- Infecciones por HPV (Virus del papiloma humano).

  • Verrugas genitales (Condilomas acuminados).

5.- ETS por ectoparasitos.

La persona con una ETS tiene un riesgo elevado de haberse contagiado de otra enfermedad de este grupo, con especial atención a VIH/SIDA

¿Cuales son las conductas que favorecen el contagio?
¿Cómo podemos prevenir estas enfermedades?

 

Las conductas de riesgo que favorecen el contagio de una ETS, de acuerdo con la CDC (Centers for Disease Control and Prevention), son las siguientes:

  • Tener relaciones sexuales (anales, vaginales u orales) sin preservativo con parejas sexuales anónimas.
  • Mantener relaciones sexuales con parejas múltiples.

La prevención de la ETS incluye:

  • Conductas sexuales de bajo riesgo.
  • Uso correcto de preservativos.
  • Reducir la cantidad de personas con las que tiene relaciones sexuales.
  • Limite o elimine el consumo de drogas y alcohol antes de tener relaciones sexuales y durante estas.
  • Piense siempre que la mejor prevención es evitar las conductas de riesgo.
  • Infórmese adecuadamente.

En la mujer embarazada una ETS puede ser muy grave tanto para ella como para su hijo ya que:

  • Una mujer embarazada con una ETS puede contagiar a su bebé antes, durante y después del parto.
  • Puede alterarse el curso de su embarazo ocurriendo un aborto o parto prematuro.
  • Si Vd está embarazada y tiene o ha tenido conductas sexuales de riesgo, debe realizarse pruebas diagnósticas adecuadas, ya que bastantes ETS pueden pasar desapercibidas.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para cualquier consulta,

cliderse

 

Fuente de la imagen destacada: Salud Reproductiva